Especial Número 100 2020
Mujeres Farma
Últimos nombramientos
29/09/2020 / Gonzalo Barroso

María Jesús Lamas

La industria tiene una capacidad de respuesta mayor de la que tenía en marzo y abril, aunque llenar las UCI supone introducir una tensión al sistema muy arriesgada y que debemos evitar

Entrevista

María Jesús Lamas, directora de la AEMPS, confirma que la industria farmacéutica sigue fuerte y ha reaccionado de forma ejemplar ante la pandemia por la COVID-19. Sin embargo, cree necesaria una estrategia más global, a nivel europeo, que garantice una respuesta sostenible y eficaz ante esta segunda ola. Con ella hemos hablado de este asunto, del estado actual del sector y de la necesidad de una mayor incorporación de la mujer a puestos directivos. Tema, este último, en el que asegura que aún hay trabajo por hacer, si bien el sector farmacéutico está haciendo bien los deberes.

La situación está siendo muy complicada para el sector pero, ¿cómo está respondiendo ante el desafío que representa la pandemia por COVID-19?

De manera ejemplar. Se han sentido motivados a responder a las necesidades de medicamentos que cubran la emergencia sanitaria y han respondido a la colaboración que se les ha pedido y a la coordinación que se ha impuesto desde la AEMPS para optimizar su producción en los casos de aquellos medicamentos en los que el consumo se ha incrementado hasta 8 veces su volumen normal.

¿Cuáles han sido sus puntos fuertes y sus debilidades?

Los puntos fuertes del sector es que España es uno de los países que tiene más capacidad de síntesis de sustancia activa dentro de la Unión Europea. Toda la industria farmacéutica ha sufrido una deslocalización especialmente en esta síntesis de principios activos y también en la fabricación de medicamentos genéricos. En España este sector todavía es boyante y esto ha permitido responder a las necesidades de medicamentos como cisatracurio o midazolam de una manera que a otros países europeos les ha costado más.

Como toda actividad industrial, la deslocalización supone una amenaza para dotarse de productos críticos en momentos de extrema necesidad y elevada competencia por ese producto en el mercado exterior. Aun así, esto hay que verlo con cuidado porque reforzar esto que se ha identificado como una debilidad no implica revertirlo globalmente si no identificar los puntos que tenemos que garantizar en suelo europeo.

El virus sigue presente, pero parece ahora se afronta un poco mejor ya que hay más medios y la industria está mejor preparada…

Estoy de acuerdo. Desde la AEMPS pedimos a principios de marzo en una Orden Ministerial que la industria notificara los stocks, su plan de fabricación y liberación de lotes y las ventas de una lista de medicamentos considerados esenciales para el manejo de la enfermedad por SARS-CoV-2. Hemos mantenido la obligación de esta notificación, ahora de manera semanal, y esto nos permite ver que la industria tiene una capacidad de respuesta mayor de la que tenía en marzo y abril y que para algunos de los medicamentos se dispone de stocks muy elevados que permiten cierta tranquilidad. Aunque también es cierto que llenar las UCI supone introducir una tensión al sistema muy arriesgada y que debemos evitar.

¿Cuáles son los siguientes pasos que debe seguir la industria farmacéutica?

No es una cuestión solo de la industria. Es una estrategia más global que se alinea con las necesidades de la estrategia farmacéutica de la Unión Europea y con la estrategia industria de la UE o con el Green Deal. Tenemos que conjugar el disponer de la capacidad de producción de productos críticos y esenciales con que sean sostenibles desde el punto de vista de impacto medioambiental, que sean accesibles por su coste y que sirvan de polo de atracción a la innovación y el desarrollo en nuestro continente.

En cualquier caso, el sector ha demostrado que es fuerte y tiene capacidad de resistencia…

Si, el sector ha demostrado fortaleza. En España probablemente mejor que en otros países de la Unión Europea y, efectivamente, capacidad de resistencia. Bien es cierto que los momentos más agudos han sido cortos en el tiempo. El sector sanitario, incluyendo la industria farmacéutica, ha estado trabajando dos o tres turnos diarios durante los 7 días de la semana y esto no es sostenible en el tiempo. No se puede pretender responder a una necesidad así de manera sostenida porque entonces empezaríamos a ver cómo quiebra el sistema

¿Más allá del coronavirus, cuáles son sus próximos retos?

La disponibilidad de medicamentos antiguos y la mínima suficiencia de aquello que se considera crítico. No podemos permitirnos depender de fabricantes en terceros países donde se han ido concentrando en un monopolio peligroso la fabricación de determinados principios activos o medicamentos genéricos. A esto hay que darle respuesta porque esta dependencia es muy arriesgada para los países europeos.

Entre los asuntos pendientes de esta industria, y de todas las disciplinas STEM en general, es una mayor incorporación de la mujer sobre todo en puestos altos. ¿Cómo estamos en este sentido y qué nos queda por hacer?

La industria farmacéutica probablemente sea el sector industrial en el que la mujer tiene una mayor presencia en los puestos directivos. Es cierto que cuanto más alto sea este puesto, menor es la proporción de mujeres: se ven muchas mujeres directoras de asuntos regulatorios pero se ven menos en puesto de dirección general o CEO. Creo, de todos modos, que al menos en el sector de Ciencias de la Salud esto es una tendencia imparable y las mujeres están accediendo –no sin esfuerzo- a los puestos que les corresponden. En el resto de las disciplinas STEM no es así de momento. Las ingenierías o las ciencias matemáticas siguen teniendo una presencia mayoritaria de hombres en los puestos directivos y algo similar ocurre en las ciencias sociales y en entornos financieros.

Creo que la forma de revertir esto es creando referentes femeninas. Las niñas desde muy pequeñas, desde los 6 años, fijan sus estereotipos de cuáles son sus capacidades: hay que ayudar a que no tengan estos estereotipos o que no estén determinados por su género. Pero además, esto no se puede hacer únicamente con referentes. Hay que establecer condiciones que favorezcan el acceso de las mujeres a determinados puestos de dirección donde hasta ahora la vía de llegada tiene mucho que ver no solo con el mérito y la capacidad, sino también con las relaciones de confianza y afinidad. Sin una buena selección del talento y una vía habilitada para que las mujeres puedan llegar ahí, la vía de la confianza y la afinidad seguirá priorizando el acceso de los varones.

Conoce a María Jesús Lamas
Nombre María Jesús Lamas
Empresa Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)
Cargo directora
Biografía
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional