Marzo/Abril 2021
Mujeres Farma
Últimos nombramientos
04/03/2021 / Gonzalo Barroso

Amelia Rodríguez

La presencia de la mujer en puestos de responsabilidad ha aumentado en el transcurso de los años pero no es suficiente

Entrevista

La reactivación social y económica del país, de Europa y del mundo pasa por el ámbito sanitario. Esta realidad hace necesaria la colaboración entre todos los agentes implicados para poder salir del bucle que representa la pandemia por la COVID-19. Así lo ve Amelia Rodríguez, directora adjunta de Laboratorios Ovejero, quien también lanza un mensaje en pro de la igualdad entre mujeres y hombres. Reconoce que se ha avanzado, pero afirma que lo conseguido hasta ahora no es suficiente y aquí, también, cree necesario que todos los implicados (empresas, administración, educación y medios de comunicación) remen en la misma dirección.

¿Cómo está actualmente tu sector y, más concretamente, tu ámbito de trabajo como directora general adjunta de Laboratorios Ovejero?

La grave crisis sanitaria mundial producida por el virus SARS-CoV-2 ha afectado a todas las estructuras sociales y económicas del país. La industria farmacéutica es, sin duda, uno de los sectores que ha demostrado tener gran fortaleza en los tiempos de crisis tan difíciles que estamos viviendo, es uno de los sectores industriales con más peso en la economía española y debería contribuir (esperemos) positivamente a la reactivación de la economía en los estados miembros de la UE, entre ellos nuestro país.

En mi opinión, la industria farmacéutica veterinaria, como sector esencial que también es, ha desarrollado un comportamiento ejemplar, manteniendo la salud del consumidor final, a través del suministro continuo de medicamentos para los animales, garantizando la sanidad de la población y también de los animales, su bienestar animal.

Todas las empresas, tanto del área de humana como veterinaria, en función de las respectivas situaciones particulares de cada una, han contribuido durante la pandemia al suministro de EPIs, diverso material a centros sanitarios como desinfectantes, caretas 3D, etc. así como la puesta a disposición de las distintas administraciones de su propia infraestructura, equipos y personal para conseguir realizar de una forma más eficiente y rápida los tests de coronavirus (PCRs).

También es de destacar el compromiso mantenido por los trabajadores con sus respectivas empresas, que ante esta situación de inestabilidad e incertidumbre como la que estamos viviendo, hemos sabido adaptarnos, prácticamente de un día para otro, con éxito a situaciones laborales nuevas, como son teletrabajo, ERTEs, etc.

Es un momento complicado para hacer previsiones, pero, ¿qué retos tiene por delante la industria farmacéutica?

Bueno, en estos precisos momentos uno de los retos a los que nos enfrentamos es en su conjunto la capacidad de fabricación de la industria farmacéutica, para poder disponer en el mercado, del número necesario de dosis de vacunas frente a la COVID-19 y conseguir cuanto antes esa ansiada inmunidad de la población, que nos permita seguir avanzando.

No se trata de que un país u otro haya vacunado a toda su población, estamos sufriendo una pandemia mundial y los países menos desarrollados también tienen derecho, y es obligación del resto, facilitar la disponibilidad del suficiente número de dosis para conseguir todos en su conjunto una inmunidad global. No hay que buscar soluciones individuales, se trata de buscar soluciones globales.

Debemos concienciarnos todos de que el virus SARS-CoV-2 es incompatible con la socialización y es de extremada urgencia, en cada uno de los países, disponer del número de dosis suficiente para poder cumplir con la pauta terapéutica exigida para cada vacuna, y que no solo se originen disputas estériles en conseguir el objetivo final. No podremos reactivar la economía en tanto en cuanto nuestra salud no nos lo permita.

Nos enfrentamos a un triple reto: sanitario, científico y de solidaridad entre países.

Sanitario en la medida que esta pandemia ha colapsado los sistemas sanitarios de los países, golpeando sin precedentes a la población de toda Europa y poniendo de manifiesto los fallos del sistema y relaciones entre países y organizaciones.

Científico en una doble vía, la retención del talento en las empresas y evitar el éxodo de nuestros investigadores hacia otros países, ofreciéndoles un futuro y desarrollo profesional que nos permita el desarrollo de nuevos fármacos, de nuevas vacunas tanto en el corto como largo plazo, ya no solo frente a esta pandemia y/o nuevas pandemias, sino frente al resto de enfermedades actuales las cuales están sus posibles soluciones en fase de investigación y desarrollo y todo ello bajo el paraguas de la inversión pública y/o privada.

En España disponemos de una industria farmacéutica de veterinaria potente, que no se puede desaprovechar, con la suficiente experiencia en la fabricación de vacunas, que puede en estos momentos hacer aportes importantes en la obtención de dosis suficientes de dosis de vacuna para todos. La inmensa mayoría de estas empresas de se encuentra en disposición de controlar todas las fases de generación de una vacuna, desde investigación y desarrollo hasta la producción y comercialización.

Estamos en un momento en el que la estrategia One Health adquiere máxima importancia para todos los que estamos en este sector. La salud humana y la salud animal van de la mano, no se puede concebir la una sin la otra y, por eso, se hace necesario desarrollar estrategias de trabajo entre todos los profesionales sanitarios (médicos, veterinarios, farmacéuticos, biólogos, epidemiólogos, etc.) que aporten soluciones, experiencias, que nos ayuden a salir de la situación actual y de las que están por llegar

En definitiva, a través del desarrollo del sector biotecnológico, bien en humana y/o veterinaria, debemos tratar de conseguir mejorar la salud y la vida de las personas, de los animales, expuestos ambos permanentemente a patologías conocidas o desconocidas, de las cuales estamos padeciendo en la actualidad una situación sanitaria crítica de graves consecuencias que ha excedido todas previsiones realizadas, en el plano sanitario o económico.

¿Otro de los asuntos pendientes que tiene la industria farmacéutica es una mayor incorporación de mujeres a puestos directivos y/o consejos de administración?

Sin lugar a duda, pero no solo en la industria farmacéutica, sino en cualquier sector de la actividad económica. También hay que decir que la presencia de la mujer en puestos de responsabilidad ha aumentado en el transcurso de los años pero ello no es suficiente.

Estoy plenamente convencida y soy absoluta defensora de la igualdad entre hombres y mujeres, nos necesitamos mutuamente.

En mi opinión creo que todo el personal que forma parte del entorno laboral debe trabajar para que se promueva la diversidad de género y favorecer la incorporación a las organizaciones de mujeres y hombres altamente cualificados, con el fin de lograr, por un lado, una mayor igualdad de oportunidades y, por otro lado, un incremento de la diversidad en dichos puestos directivos y/o consejos de administración, para contribuir a la mejora del gobierno corporativo, promoviendo desde los máximos niveles una satisfacción laboral y bienestar general de su personal por medio de un incremento de la motivación y autoestima de los empleados, que contribuya a la reducción del absentismo laboral.

En resumen, el talento de una organización debe estar basado en la utilización de las habilidades de todos los empleados, hombres y mujeres, con independencia del género, fomentar la participación, educando y promoviendo una cultura de empresa que detecte y evite los estereotipos sexistas.

Es responsabilidad de todos desarrollar en las organizaciones un liderazgo multicultural e inclusivo, de diversidad en los equipos de trabajo que facilite una mayor calidad y productividad, libre de cualquier sesgo por cuestión de género.

¿Cuáles son las principales dificultades u obstáculos que, a tu juicio y según tu experiencia, deben afrontar las mujeres para el desarrollo de su carrera en este sector? ¿Y qué medidas propondrías?

En mi opinión, yo no creo que este sector sea excesivamente diferente a los demás, en cuanto facilitar o no el desarrollo de la carrera profesional de las mujeres, simplemente hay empresas y empresas, no en todas las empresas se concibe por igual el desarrollo de carreras profesionales de sus empleados, sean hombres o mujeres.

Si bien es cierto, es un sector que ofrece empleo más estable y de mayor calidad que otros sectores, es un sector en donde la presencia de la mujer es mayoritaria, donde la diferencia salarial entre géneros es de la más baja de todos los sectores industriales y donde la alta cualificación de sus trabajadores es su seña de identidad.

En este sentido debemos tener presente que hay dos ámbitos importantes que inciden a mi criterio directamente sobre la mujer, y son lo personal y lo profesional, con influencia determinante del uno sobre el otro.

En el aspecto personal, hay empresas que te dan la opción de disponer de jornada reducida por diferentes cuestiones personales, y no me estoy refiriendo a todo aquello que rodea la maternidad que está regulado por ley tanto para hombres como para mujeres, otra de las opciones es el teletrabajo que en los últimos meses lo hemos experimentado o bien la flexibilidad horaria son algunas de las medidas que en mayor o menor grado existen y dependiendo de la empresa se aplican en mayor o menor porcentaje.

Que las mujeres puedan disponer de condiciones de trabajo que compatibilicen ambos aspectos, su vida personal y laboral, o percibir que en la propia empresa existen políticas promoción laboral, la existencia de planes de formación continua para todos sus empleados, sin lugar a duda es un aliciente de los más atractivos para desarrollar una carrera en este sector.

¿De qué modo pueden el sector educativo (de la secundaria a la universidad) y las propias empresas fomentar las vocaciones femeninas en las áreas de ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas?

En el sector STEM (Science, Technology, Engineering or Mathematics) es cierto que existe una brecha de género femenino importante.

El origen de ello puede ser debido a motivos de distinta índole pero podemos pensar que puede ser por factores como educación recibida desde dentro de los propios núcleos familiares, capacidad económica de las familias, desconocimiento del contenido de los sectores implicados en esas áreas, desconocimiento de salidas profesionales que ofrecen para los futuras alumnos, etc.

Históricamente se han construido profesiones de hombre y otras de mujeres en base a roles de género preestablecidos, pero no por falta de capacidad, desempeño o de vocación de las mujeres, sino más bien por factores sociales, culturales o educativos.

Por todo ello es importante una acción conjunta entre diferentes estamentos públicos y privados, administraciones educativas (primaria, secundaria), universidades y empresas para que a través de programas informativos, formativos, y de participación de los alumnas/os consigan la atracción de las futuras estudiantes y así consigamos reducir esta brecha de género y salario especialmente pronunciada, que existe en el sector STEM.

Hay áreas dentro de sector STEM, como son las competencias digitales, que deberían ser incluidas como formacion especifica al profesorado, para que sean trasmitidas a los distintos niveles educativos desde una edad temprana.

Es necesario despertar y fomentar la curiosidad y la confianza por la ciencia y la tecnología desde la educación primaria y secundaria, incentivando la creación de grupos de alumnos con diferentes roles y que se encuentren en diferentes situaciones, para ser evaluados por sus educadores para una orientación formativa futura al propio alumno/a o incluso a las propias familias. El apoyo familiar para la incorporación de la mujer al sector STEM es primordial.

Sin lugar a duda, es importante evitar que las mujeres se pongan barreras a sí mismas por distintos motivos, por una cuestión de la educación recibida en el seno familiar, por un desconocimiento de la actividad realizada y salidas profesionales en los sectores STEM y desde luego desde los estamentos educativos (primaria y/o secundaria) incentivar que las propias mujeres no se vean menos capaces.

Existe no solo un sesgo de género sino también de la educación recibida en origen. En evitar esta brecha de género (y no olvidemos el sesgo de salario) debemos ser conscientes que también juegan un papel fundamental la empresa privada e instituciones públicas para incentivar y apoyar el papel desarrollado por la mujer en la ciencia y en las carreras técnicas, con el apoyo de los medios de comunicación.

Conoce a Amelia Rodríguez
Nombre Amelia Rodríguez
Empresa Laboratorios Ovejero
Cargo directora general adjunta
Biografía
Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional