04/11/2020 / Guillermo Rodríguez

Juan López-Belmonte

Presidente, Farmaindustria

La Asamblea General de Farmaindustria, reunida vía telemática en sesión extraordinaria, eligió por unanimidad a Juan López-Belmonte como nuevo presidente de la asociación para los próximos dos años. López-Belmonte, consejero delegado de Rovi y uno de los vicepresidentes de la asociación en los últimos años, sustituye en el cargo a Martín Sellés, presidente los dos últimos años, cumpliéndose así con los Estatutos de Farmaindustria, que establecen la alternancia al frente de entidad entre los tres grupos de empresas que conforman la Asociación según el origen de su capital: nacional, europeo/internacional y americano. Para los próximos dos años, la Presidencia corresponde al grupo de compañías de capital nacional.

Durante la asamblea, en la que también quedó constituida la nueva Junta Directiva y el nuevo Consejo de Gobierno de la Asociación, el nuevo presidente agradeció la confianza depositada en él para presidir Farmaindustria en un mandato que se presenta “como una gran responsabilidad para mí y un enorme desafío para todos, pero también como una oportunidad para nuestro sector”, aseguró. No ocultó la dura etapa que afronta: “En este periodo tenemos que aprender a convivir y a trabajar con esta pandemia y además hemos de hacerlo en un contexto de crisis económica y social como nunca antes hemos conocido”, afirmó. Pero lanzó un mensaje en positivo sobre el papel que la industria farmacéutica desempeña ante la crisis.

La irrupción de la pandemia de COVID-19 -señaló el nuevo presidente de Farmaindustria en su discurso- ha colocado a la industria farmacéutica en el foco del interés social, y este sector ha respondido con creces a esa expectativa: “Decía el ministro de Sanidad hace unos días que será la ciencia la que nos saque de esta crisis. Más allá, pienso que todo el mundo tiene bastante claro que será la industria farmacéutica la que dé con el tratamiento o con las deseadas vacunas. Es posible que nunca se haya visto más claramente a nuestro sector como lo que es: solución”.

Por ese motivo, señaló, la prioridad inmediata y de carácter estratégico para la Asociación es definir un nuevo marco de entendimiento y colaboración con la Administración, con el objetivo de contribuir a solventar los dos grandes desafíos que afronta el país: controlar la pandemia y reactivar la economía.

Y es que la industria farmacéutica asentada en España ha demostrado durante la pandemia su capacidad de respuesta y compromiso para evitar que en los momentos más críticos de la crisis les faltaran medicamentos a los pacientes, subrayó: “En este caso, la buena noticia ha sido que no hubiera noticia. Hemos hecho un gran trabajo asegurando que la producción en nuestras plantas no se detuviera. Además, el protagonismo de España en los ensayos clínicos contra el coronavirus nos ha ayudado a acercar a la población el papel relevante de nuestro sector y el valor de la intensa colaboración entre las compañías farmacéuticas y el sistema sanitario en investigación de medicamentos”.

 

Plan para reactivar la economía

A partir de ahora –apuntó López-Belmonte-, “España tiene la necesidad de apoyarse en sectores estratégicos y con capacidad de arrastre sobre otros para combatir una crisis económica cuyas consecuencias aún solo estamos vislumbrando. Y somos uno de esos sectores”. Por eso, la industria farmacéutica está dispuesta a jugar un papel protagonista en la nueva etapa sanitaria, social y económica que ha abierto la crisis desatada por la Covid-19.

El nuevo presidente se refirió en este sentido a la propuesta que Farmaindustria ya presentó en primavera en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, en el Congreso de los Diputados: “Nuestra hoja de ruta está clara. En un marco de colaboración con el Gobierno, las compañías farmacéuticas en España pueden abordar un plan de recuperación económica y social enfocado en cuatro objetivos: proporcionar más empleos de calidad; incrementar las inversiones industriales creando nuevas plantas de producción en España, modernizando las actuales o ampliando algunas de las existentes; potenciar las inversiones en investigación básica y clínica e incrementar la colaboración con las instituciones para fortalecer la I+D en España, y contribuir a crear el entorno adecuado para afrontar mejor futuras pandemias y otras emergencias sanitarias”.

Para conseguir estos objetivos, pidió trabajar conjuntamente en una estrategia de país a medio-largo plazo: “Hace falta un entorno regulatorio estable y predecible, sin cambios estructurales unilaterales, que venga construido desde la colaboración y el diálogo. Un entorno que nos permita tener planes a largo plazo que ayuden a generar inversiones mantenidas en el tiempo”.

 

Martín Sellés pide confianza en la investigación

En esta línea se expresó también el presidente saliente, Martín Sellés, que insistió en el compromiso de la industria en España por “ayudar a la reactivación de la economía con planes e inversiones concretas”.

Sellés felicitó a los responsables de las compañías farmacéuticas por la rápida y positiva respuesta del sector a la pandemia: “Hemos respondido con excelencia hasta en los momentos más difíciles –afirmó-. Podemos sentirnos orgullosos de nuestro compromiso, especialmente con los pacientes, y del trabajo de todos los profesionales del sector”.

Subrayó el valor de la investigación, y en él apoyó un mensaje positivo. “Pronto tendremos la solución médica frente a la Covid-19. El Gobierno, los investigadores y nuestras compañías lo harán posible”, dijo, y añadió: “La investigación aporta las soluciones que necesitamos hoy y la esperanza para el futuro”. E insistió en la necesidad de que España apueste fuerte por la innovación, tanto desde el punto de vista sanitario como económico y social: “Se dice que las grandes crisis son también grandes oportunidades. Ojalá que dentro de diez o quince años, cuando miremos atrás, veamos que esta crisis nos ha servido para evolucionar hacia una economía más basada en la innovación y en la I+D, generadora de riqueza sostenible en el tiempo”.

Sellés se despidió agradeciendo a la Asamblea su apoyo durante estos dos años de mandato, felicitando a López-Belmonte y pidiendo para él el mismo apoyo: “Os pido que ayudéis a nuestro nuevo presidente como me habéis ayudado a mí. Será un gran presidente, y eso será bueno para la Asociación y para nuestro país”.

Juan López-Belmonte agradeció a Martín Sellés su compromiso y el trabajo que ha desarrollado en los últimos dos años y, en especial, desde que estalló la pandemia. “Hemos estado en el centro del interés social en unos momentos de gran tensión y exigencia para todos. Tu liderazgo, agilidad y acierto ha sido decisivo para comprobar el valor de contar con una Asociación que, tanto hacia dentro como hacia afuera, ha respondido a este desafío”.

 

Trayectoria del nuevo presidente de Farmaindustria

Juan López-Belmonte Encina es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad CEU San Pablo, en Madrid, en la especialidad de Auditoría, desde el año 1993. 

Trabaja para Laboratorios Farmacéuticos Rovi desde 1994. En octubre de 2001 fue nombrado Director General y desde octubre de 2007 es el Consejero Delegado de la sociedad, liderando la salida a Bolsa de ROVI en diciembre de ese mismo año. Ha sido vicepresidente del Consejo de Gobierno y Junta Directiva de Farmaindustria.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte publicidad personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestra Política de cookies.
Si continúas navegando, aceptas su uso.


Más información

Política de privacidad | Cookies | Aviso legal | Información adicional