Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater

Merck Millipore LabWater
Ampliar
Mayo / Junio 2017
Últimos nombramientos
22/04/2015 / Alejandro Gesteirax / 594 visitas

ARTÍCULO DESTACADO: Evolución del mercado analítico: uso de la espectroscopía Raman

Dra. Sara Bernia Bou, MICROBEAM
Dr. Enrique Lozano Diz, B&WTek


La espectroscopía Raman se ha ido expandiendo con mucho éxito en los últimos años en industrias que necesitan la caracterización e identificación de substancias como son las industrias farmacéutica y nutracéuticas.


La espectroscopía Raman es una técnica basada en la excitación de una muestra con un haz de luz monocromática: la muestra dispersa la luz y ésta es recogida de nuevo por el espectrómetro Raman. Cada muestra origina una firma única, lo que lo hace una técnica ideal para la identificación de materias. Además, esto se consigue sin necesidad de preparar la muestra o usar reactivos y los análisis se pueden realizar a través incluso del envase, siempre que éste sea translucido o transparente a la longitud de onda del láser de excitación. Los espectrómetros Raman actuales utilizan software quimiométrico inteligente y librerías espectrales con un elevado número de espectros, por lo tanto ofrecen capacidades analíticas cualitativas y cuantitativas únicas.

Las técnicas analíticas tradicionales, como HPLC, FTIR o NIR, requieren de procedimientos exhaustivos de preparación de muestras o complejas modelizaciones de los datos. El Raman, en cambio, puede ser utilizado en almacén o en laboratorio, ya que no es necesario el contacto con la substancia -si el embalaje lo permite- y la preparación de referencias y modelos son simples y rápidos de realizar. La espectroscopía Raman ha pasado de ser una herramienta basada principalmente en microscopios y análisis en laboratorios, a ser usada para la investigación de campo, en mineralogía, detección de drogas y sustancias ilegales, control de puertos y aeropuertos, restauración de obras de arte y un largo etcétera.

Este rápido crecimiento de las aplicaciones Raman va parejo a un buen número de otros adelantos tecnológicos, que hacen que la tecnología pueda trasladarse desde el laboratorio al campo, con un nivel de respuesta sin precedentes. Algunos de estos adelantos son: evolución de los láseres de diodo de alta calidad, mejoras de las ópticas de alta resolución, mejoras tecnológicas en los detectores CCD (Charged Coupled Devices) y de su enfriado termoeléctrico, miniaturización de los procesadores de alta velocidad que permiten una elevada capacidad de procesado y cálculo de datos en muy pequeñas dimensiones, y, por último, el desarrollo de baterías de alta capacidad y vida que permiten trabajar horas ininterrumpidamente.

Dichos adelantos hacen que la instrumentación Raman actual sea más rápida, más compacta y más barata que nunca, tan compacta que llega a ser portátil de mano, pero con un rendimiento excelente.
Por estos motivos, los espectrómetros Raman portátiles han tenido una muy buena implantación en la industria farmacéutica, donde en los últimos dos años se han enmarcado como líderes del segmento para la identificación de materia prima, debido a su alta productividad, facilidad de uso, alto rendimiento, justificación rápida del retorno de la inversión, pero, sobre todo, a su altísima selectividad molecular y capacidad de realizar los análisis de forma precisa y rápida.

La utilización de medidas analíticas tradicionales (uso de laboratorios centralizados, análisis estadístico de muestra, muestreo aleatorio paquete a paquete…) se ha mostrado insuficiente para absorber la enorme cantidad de análisis que el mercado está necesitando hoy en día. Por ejemplo, en el pasado, la industria farmacéutica aceptaba el análisis estadístico de la materia prima, pero los cambios en el origen de los suministradores y la globalización de los mismos ha derivado en un cambio legislativo que requiere el 100% de trazabilidad de toda la materia. Esto sólo es posible con el análisis de todos y cada uno de los elementos que entran en producción.

La utilización de los laboratorios centrales se ha visto como una solución cara y poco efectiva para dar una respuesta competitiva a este inmenso aumento de análisis adicionales1. Es por ello que la introducción de instrumentación Raman portátil ha permitido la trasferencia del análisis para la identificación de la materia prima, directamente al almacén.

Descargar artículo completo en PDF