Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater

Merck Millipore LabWater
Ampliar
Mayo / Junio 2017
Últimos nombramientos
18/02/2015 / Alejandro Gesteirax / 719 visitas

Bosch amplía su cartera de CPS destinados a la serialización de embalaje farmacéutico

Bosch Packaging Technology, un proveedor líder de tecnología de procesado y empaquetado, ha ampliado su cartera de productos de serialización de embalaje farmacéutico. La lucha contra la falsificación de medicamentos ha llevado a que no pocos países estén a punto de implantar cambios en su legislación, con un etiquetado más estricto de los productos farmacéuticos. “Con nuestro concepto de serialización ofrecemos a los clientes algo más que una simple máquina”, explica Daniel Sanwald, director de producto de Bosch Packaging Technology. “Bosch proporciona un paquete completo, que incluye la tecnología informática apropiada”.

Conexión entre máquina y software
El CPS (“Sistema de Impresión de Embalajes”) es la base de todas las soluciones de serialización de Bosch. Su flexibilidad y sencillez de uso son objeto de un continuo perfeccionamiento. Dependiendo de los requisitos del cliente, el sistema imprime códigos matriciales de datos, en una o dos dimensiones, con una cadencia máxima de 400 cajas plegables por minuto. Gracias a una mejora en el sistema de la cámara, ahora es posible comprobar con aún mayor seguridad la aplicación de los dos códigos en material de embalaje de diversas especificaciones. Si contraste y legibilidad de los códigos matriciales de datos no se ajustan al nivel de calidad exigido, los productos afectados se separan automáticamente. La máquina es muy sencilla de utilizar desde el panel de control: los componentes mecánicos cuentan con un fácil y rápido acceso, por si hubiera que modificar el formato. Durante ese caso un proceso optimizado de inserción de la cinta de etiquetado reduce además los ciclos de inactividad del CPS 1900 al mínimo.

Los sistemas CPS se pueden combinar con el software del propio aparato y con el de la red informática de la empresa mediante un proceso multinivel, que garantice que los números de serie se asignan de forma fiable. A tal efecto, Bosch Packaging Technology ha adaptado a los requisitos específicos de la industria farmacéutica la probada tecnología de automatización que Bosch emplea en el sector de automoción. “Nuestra experiencia nos permitió ofrecer a los clientes soluciones informáticas que no sólo procesan la totalidad de la gestión de pedidos, sino que controlan también la importación y exportación de los números de serie”, explica Daniel Sanwald. Dependiendo del país y de la normativa, los números se asignan de forma centralizada en todo el territorio nacional, o bien los genera la propia empresa, o, en su caso, son los subcontratistas los que reciben los números de sus clientes. Según Sanwald, “nuestro sistema informático está equipado para las tres opciones, pero las máquinas Bosch también se pueden combinar, de forma flexible, con sistemas de otros proveedores de TI”. Tal concepto informático presenta otras ventajas añadidas para las compañías productoras, ya que en todo momento se pueden visualizar para su supervisión los parámetros y datos de fabricación de todas las líneas de empaquetado. “Por ejemplo, en caso de imprevistos, como la interrupción o cambios en la producción, las capacidades se reorganizan automáticamente”, dice Sanwald. “La conexión de nuestras máquinas con la TI correspondiente ofrece a las compañías una nueva y mejor capacidad de anticipar la situación de producción”.

Diseño modular para aumentar la seguridad
Gracias a su especial diseño, el sistema CPS se puede ampliar añadiendo más módulos. Por ejemplo, un módulo-báscula revisa el peso de cada caja plegable, una a una. También se pueden equipar las máquinas existentes con un módulo de precintado sensible a la manipulación. La etiquetadora aplica precintos de seguridad adicionales en la pestaña lateral de la caja, lo que ofrece una protección óptima. Unos sistemas de sensores llevan a cabo comprobaciones –fiables y repetibles– de la presencia del precinto y de su correcta aplicación. La máquina y todas sus aplicaciones y componentes –como la cámara, por ejemplo– se dirigen a través de una única interfaz hombre-máquina (HMI). “El operador trabaja pues con una interfaz de apariencia y procesos uniformes; no necesita ir cambiando de HMI, lo que simplifica enormemente además el registro centralizado de actividad”, subraya Sanwald.

Creciente demanda global de serialización
Según los expertos de Bosch, la demanda de tecnología de serialización seguirá aumentando a lo largo de los próximos años. En 2015 entrarán en vigor nuevas directrices en varios países. En Brasil, un programa piloto va a exigir la serialización de algunos lotes de productos a partir de 2015, con vistas a su implantación obligatoria al año siguiente en todos ellos. En Arabia Saudí está previsto introducir gradualmente un código matricial de datos en el embalaje de los medicamentos al que en 2017 se deberán sumar asimismo los números de serie. La Food and Drug Administration (FDA) estadounidense quiere llevar a efecto la identificación estandarizada de todos los medicamentos con receta mediante un código matricial de datos en dos dimensiones. Esta iniciativa se llevará a la práctica de forma gradual y finalizará en 2023. La Directiva 2011/62/EU sobre Medicamentos Falsificados de la UE estipula el empaquetado con códigos matriciales de datos en 2D y un número de serie exclusivo en prácticamente todas las medicinas de prescripción médica, previsiblemente a partir del primer trimestre de 2018. Con las soluciones flexibles de serialización de Bosch, la industria farmacéutica está bien pertrechada para hacer frente a los requisitos normativos de todo el mundo.