Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater

Merck Millipore LabWater
Ampliar
Mayo / Junio 2017
Últimos nombramientos
08/06/2015 / Alejandro Gesteirax / 657 visitas

Inspección de productos farmacéuticos

Con el desarrollo del RIM, Seidenader abre un nuevo capítulo en la inspección de productos farmacéuticos. Un robot Stäubli compacto y un diseño celular revolucionario aportan una flexibilidad jamás conocida y permiten una inspec- ción automática de lotes pequeños.
Cuando un médico abre la ampolla, bajo ciertas circunstancias la vida de una per- sona pende de su contenido. Por lo tan- to, rigen las máximas especificaciones en seguridad de la calidad durante la fabri- cación y el envasado de las soluciones parenterales, es decir, preparaciones far- macéuticas estériles para inyecciones o infusiones. En la comprobación de calidad está, por una parte, la detección fiable de partículas, fibras y astillas en primer pla- no y, por otra parte, la detección estética y defectos funcionales de ampollas y bo- tellines.
Con más de 115 años de experiencia en la construcción de instalaciones para la industria farmacéutica, el grupo Seidena- der ha conseguido hacerse un nombre a nivel internacional. Seidenader Maschi- nenbau GmbH está especializada en so- luciones de inspección para la industria farmacéutica y ofrece series completas de máquinas de inspección automatizadas y semiautomatizadas para las soluciones parenterales.
Esta cartera completa ahora una instalación de inspección automatizada y con un nuevo concepto que representa en la empresa Seidenander una novedad conceptual: en el núcleo de Seidenader RIM se emplea un robot compacto y de alta precisión junto con el Stäubli TX40. El acrónimo RIM también significa módulo de inspección basado en robots.
La ventaja de la manipulación por medio de robots es claramente su enorme flexibilidad. Martin Engels, Gerente de Seidenader Maschinenbau GmbH: "Nuestro objetivo era presentar una máquina de inspección que proporcione resultados de inspección reproducibles sin operarios de pequeños lotes. Por lo tanto regía un módulo compacto para crear parámetros de inspección de una máquina de producción, es decir, examinar de manera muy flexible con diferentes estaciones de cámara, ángulos visuales de cámara e iluminaciones. Para poder realizar todo esto en un espacio mínimo no existe una alternativa al robot".
La lista de los criterios de inspección para los productos farmacéuticos parenterales y su envasado es bastante grande. Esta va desde partículas, fibras y astillas movilizadas y acumuladas en las sustancias farmacéuticas hasta el nivel de llenado. Además también rige examinar productos líquidos, liofilizados y opacos. La inspección de defectos estéticos en ampollas se centra en fallos de fundición, marcas de quemado, así como grietas en las paredes laterales y en las bases, en el caso de los viales en fallos de tapas o rebordeados
En el RIM se tratan todas estas tareas en un espacio compacto en tres posiciones de inspección definidas con hasta cuatro cámaras respectivamente. El robot de 6 ejes de Stäubli, posicionado de manera central en el módulo, asume todas las tareas de manipulación. Si los productos han recorrido todas las estaciones de inspección, el TX40 los coloca según el resultado en las cintas de transporte "Bueno" o "Malo". La ruta de manipulación de tiempo optimizada del robot discurre en función de las estaciones de inspección recorridas específicas del caso y el número de inspecciones necesarias. De esta manera el RIM crea una plataforma que incluye una agrupación flexible de las posiciones de inspección recorridas de las posibilidades de empleo multifuncional. Una pinza doble asegura el agarre de diversos recipientes, entre ellos pequeñas ampollas y viales, con un cambio parcial mínimo de formato. Los tiempos de reequipamiento se encuentran aproximadamente en diez minutos. De esta manera se puede realizar de manera rentable una inspección automatizada también en pequeños lotes.
Con esta nueva flexibilidad el RIM brinda la oportunidad a los usuarios de desarrollar nuevas fórmulas para la instrucción de sus instalaciones de inspección de grandes series; todo esto con un coste de manipulación reducido a título comparativo y en tamaños de lote por debajo de 2000 unidades. Una ventaja significativa se da además para la comprobación de costosos sets de muestras, que se requieren para la revalidación por turnos de las máquinas de inspección de grandes series. Una ventaja de la que deberían beneficiarse todos los clientes de Seidenader en todo el mundo. La decisión de Seidenader por el Stäubli TX40 no es casualidad. El robot construido de manera compacta se puede integrar de manera muy precisa y fácil en las instalaciones. "Para nosotros era importante la elevada competencia del fabricante en la industria médica y farmacéutica. Aquí, los robots Stäubli son máquinas de última generación que se utilizan en estos sectores de manera exitosa desde hace muchos años. Ganan prestigio gracias a sus ejemplares clasificaciones de sala limpia y garantizan un funcionamiento perfecto", señala Martin Engels.