Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater

Merck Millipore LabWater
Ampliar
Mayo / Junio 2017
Últimos nombramientos
14/02/2014 / Alejandro Gesteirax / 988 visitas

La controladora de peso XS3 de Mettler-Toledo cumple la Directiva ATEX

Los fabricantes y las líneas de producción de alimentos, productos farmacéuticos, cosméticos y bienes de consumo se pueden beneficiar a partir de ahora de una mayor seguridad en entornos de fabricación con riesgo de explosiones gracias a la nueva controladora de peso, con certificación ATEX, diseñada por Mettler-Toledo Garvens. La innovadora controladora de peso XS3 ofrece una sensibilidad de pesaje excepcional con el objetivo de minimizar los costosos casos de sobrellenado de productos; además, su diseño avanzado permite cumplir los requisitos de seguridad de la Directiva europea ATEX para los dispositivos que se emplean en zonas con riesgo de explosión. Gracias a su cinta transportadora antiestática, la controladora de peso también constituye la solución perfecta para la inspección de productos pequeños y ligeros.

La Directiva 94/9/CE de la Unión Europea (ATEX 95) especifica los requisitos esenciales de seguridad para los equipos que se usan en zonas con riesgo de explosión, como los que se emplean para la fabricación de productos molidos o en polvo, o bien de aerosoles y gases inflamables. En las cantidades adecuadas y con una fuente de ignición apropiada, estos materiales pueden provocar una explosión, lo que pondría en peligro la seguridad de los empleados y podría dañar los equipos de la línea de producción. Los estándares de ATEX clasifican esas líneas de producción en zonas según las características y la gravedad del riesgo de explosión con el objetivo de especificar los dispositivos adecuados. Antes de seleccionar los equipos para la línea, los fabricantes también deben asegurarse de que obtienen documentación de confirmación de la zona, incluidos todos los datos necesarios para que los proveedores puedan ofrecerles las soluciones más apropiadas con el fin de garantizar la conformidad.

Además de ofrecer niveles excepcionales de sensibilidad de pesaje, la controladora de peso XS3 ha recibido la certificación de los evaluadores de ATEX que la clasifica como un dispositivo de Categoría 3, por lo que es apta para su uso en entornos gaseosos Zona 2 (Categoría 3G) y atmósferas polvorientas Zona 22 (Categoría 3D). La cinta transportadora del sistema, diseñada para el transporte de productos ligeros, está fabricada con plástico antiestático, que, junto con la carcasa de acero inoxidable conductor que aloja el motor del transportador y las células de pesaje, minimiza el riesgo de chispas provocadas por la acumulación de carga estática.

El armario de control, que constituye uno de los tres componentes principales de una controladora de peso de Mettler-Toledo Garvens, se ha diseñado como una cubierta herméticamente sellada para evitar cualquier contacto con la atmósfera potencialmente explosiva del entorno, por lo que los elementos electrónicos y eléctricos permanecen protegidos en el armario. También se han empleado materiales antiestáticos para la construcción del terminal de funcionamiento con el objetivo de reducir el riesgo de chispas eléctricas que podrían convertirse en una fuente de ignición. Además, los enchufes de conexión especiales para el cableado y las funciones de limitación de la alimentación para los interruptores y los sensores se han desarrollado para maximizar la protección frente a explosiones.

“Cada sección de la controladora de peso XS3 (que cuenta con la certificación ATEX), incluidos el bastidor, el terminal de funcionamiento y el armario de control, se ha diseñado específicamente para cumplir los exigentes requisitos de los estándares de seguridad”, ha explicado Thorsten Germersdorf, responsable de producto de Mettler-Toledo Garvens. “En la mayoría de las situaciones, únicamente el bastidor protegido frente a explosiones está expuesto a la atmósfera explosiva, mientras que el terminal y el armario permanecen aislados de forma segura. De esta forma, se garantiza la máxima protección para todos los operarios de las máquinas que tienen que trabajar en el sistema”.
La HMI y el armario de control pueden construirse siguiendo las especificaciones de ATEX 3 para su uso en líneas de producción en las que la zona peligrosa con riesgo de explosión no se puede aislar con facilidad. La controladora de peso XS3 se entrega con documentación de ATEX, que contiene un certificado de conformidad y consejos acerca del mantenimiento y los requisitos para el funcionamiento seguro de la máquina.

En la XS3 se pueden personalizar determinadas funciones adicionales para que se ajuste a las necesidades específicas de la línea de producción y cumpla con directrices de seguridad similares de mercados no europeos. Entre ellas se incluyen el Centro Nacional de Supervisión e Inspección para la Protección contra las Explosiones y la Seguridad de los Instrumentos (NEPSI) de China, la Agencia Coreana de Seguridad y Salud Ocupacional (KOSHA) y las directrices de la compañía de seguros Factory Mutual (FM Global) de EE. UU. Se puede solicitar a un organismo notificado, como la Asociación de Inspección Técnica (TÜV) de Alemania, la Asociación Alemana de Inspección de Vehículos de Motor (DEKRA) o la Certificación Sira de Reino Unido, que realice evaluaciones de conformidad independientes. Estas evaluaciones pueden usarse como base para demostrar la conformidad con estándares no europeos.

“El riesgo de explosión durante el proceso de fabricación es muy frecuente, incluso en la producción de alimentos y cosméticos, por lo que resulta fundamental que todos los implicados colaboren todo lo posible para minimizar el peligro para los empleados y la posibilidad de daños a las máquinas”, afirmó Kerstin Bernhart, directora de marketing de Mettler-Toledo Garvens. “Además, en un mundo en el que los costes de producción son cada vez más altos, los fabricantes, independientemente de la industria a la que se dediquen, buscan formas de proteger los márgenes de beneficios reduciendo el derroche que supone el sobrellenado de productos. La avanzada tecnología de control de peso sensible que cumple con la exigente certificación ATEX, no solo permite a los fabricantes que optimicen la eficiencia de la línea de producción, sino que también contribuye a la conformidad con los estándares más altos de seguridad para los empleados”.

Para obtener información general sobre la inspección de productos de Mettler-Toledo, visite:
http://www.mt.com/pi