Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater

Merck Millipore LabWater
Ampliar
Mayo / Junio 2017
Últimos nombramientos
19/01/2015 / Alejandro Gesteirax / 903 visitas

Lilly elige la planta de producción española para suministrar medicamentos al mercado estadounidense

Eli Lilly & Company ha elegido la filial española para que asuma parte de la producción de Indianápolis (EE.UU), lo que supone que la planta española, añadirá el mercado estadounidense entre los destinos de sus exportaciones, que en la actualidad ascienden a 129 países. De este modo, Lilly España continuará la renovación de su fábrica para adaptarse a la evolución que va a experimentar su pipeline, convirtiéndose cada vez en más versátil y capacitada para producir una mayor variedad de presentaciones de sus fármacos.

Hasta hace un año, la fábrica española, referente internacional y centro estratégico para Lilly, producía farmacos orales/secos. El traslado de parte de la producción de Alemania – compuesta por viales e dispositivos- ha proporcionado a la filial española la oportunidad de convertirse en un planta más versátil capaz de proporcionar diferentes tipos de presentaciones lo que supone una adaptación a la evolución de su pipeline con mayor número de productos biotecnológicos. El empleo de Lilly, que se encontraba amenazado, se consolida, incluso con posibilidades de incrementarse.
“La elección de nuestra fábrica no es casualidad y responde a la apuesta estratégica que hemos realizado en los últimos años por convertirla en un centro puntero y versátil para afrontar los retos del futuro”, explica Javier Ellena, presidente de Lilly España. “Lilly de nuevo demuestra el compromiso con España, al seguir eligiendo nuestro país para sus inversiones estratégicas y nos sentimos muy satisfechos al comprobar cómo se consolida nuestro futuro, sobre todo tras la pérdida de patentes importantes que amenazaron en su día nuestros volúmenes de producción y, por lo tanto, de empleo”.
Gracias a sus exportaciones a 129 países, la planta de Madrid factura cerca de 2.000 millones de euros y produce 66 millones de envases y 520 millones de dosis. Tras culminar el proceso de adaptación, en 2017, se calcula que producirá unos 73 millones de envases, un 15% más, y 700 millones de dosis, es decir, un incremento superior al 30% de la cifra actual.

La planta invierte anualmente una media de ocho millones de euros. Para acometer este proyecto, está prevista una inversión adicional de once millones de euros destinados a la remodelación de las instalaciones y adquisición de nuevas tecnologías. La plantilla en la actualidad es de 446 empleados y se prevé que en el futuro puedan incrementarse, aunque aún no se ha determinado en qué número.

Lilly España cuenta con más de 50 años de historia y la planta ha sido uno de los ejes centrales de toda su trayectoria inmersa en todo el ciclo de vida del fármaco: “cuando los medicamentos están en fase de estudio, la planta ya está implicada en el análisis de lo que será producción e incluso puede suministrar los compuestos necesarios para la investigación clínica”, explica Javier Ellena, a lo que añade, “para elegir nuestra planta, la matriz ha valorado la calidad, flexibilidad y servicio al cliente que ofrecemos, así como la buena adaptación al traslado de la producción de Alemania para elegir la fábrica española como uno de los centros en los que basar su estrategia de los próximos años”.
La filial española de Lilly cuenta con 1.200 empleados y se ubica en la localidad madrileña de Alcobendas, donde además de su planta de producción, cuenta con un centro de Investigación en Química Médica y un Laboratorio de Biología que la convierten en una de las empresas farmacéuticas más importantes con las que cuenta nuestro país.