Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater

Merck Millipore LabWater
Ampliar
Mayo / Junio 2017
Últimos nombramientos
28/05/2014 / Alejandro Gesteirax / 686 visitas

Nuevos sistemas flexibles de trenes logísticos

En el evento para los clientes de Linde Material Handling denominado "World of Material Handling", celebrado en Mainz, Alemania y al que el equipo de Farmespaña Industrial ha podido asistir como invitado, Linde ha dado a conocer dos nuevos sistemas de trenes logísticos. Tanto el Linde Logistic Train como el Linde Factory Train están diseñados para el flujo de materiales cíclico que se lleva a cabo actualmente en los centros de producción, ofreciendo ambos el máximo nivel de flexibilidad y rendimiento.

Este método de suministro sincronizado para la producción fue empleado por primera vez en la industria del automóvil. Sin embargo, los trenes logísticos de Linde se están usando con cada vez mayor frecuencia en otros ámbitos industriales. Los trenes incluyen un tractor compacto capaz de remolcar tres, cinco o seis toneladas, junto con uno o más remolques y/o módulos.

Los dos sistemas de trenes de remolques de Linde están basados en dos diseños completamente nuevos, con un elevado nivel de estabilidad en la dirección y de maniobrabilidad. A diferencia de la mayoría de sistemas disponibles en el mercado, ambos trenes carecen de eje central, lo que les aporta una enorme flexibilidad en cuanto a los remolques que pueden transportar.

Tren Logístico Linde: Seguridad y fácil mantenimiento
El Linde Logistic Train está principalmente destinado para ser usado en naves industriales con suelos relativamente uniformes. Cada una de las ruedas de los remolques de carga, de diseño modular, está provista de suspensión para compensar irregularidades del terreno, mientras que los gruesos neumáticos de las ruedas absorben los impactos de los baches. La combinación de estas dos características garantiza la estabilidad durante el trayecto y protege la carga. Por el diámetro de sus ruedas (de 200 o 250 mm), el Linde Logistic Train está preparado para ser usado en interiores.

Con la presentación de esta nueva serie, Linde ha ampliado también la gama de remolques. Además de los diseños del bástidor “C”, el bastidor con forma de puente y la plataforma, la marca ofrece a sus clientes soluciones a medida, tanto para remolques (por ejemplo, remolques de tipo puente sin elevación) como plataformas rodantes (también llamadas "dollies"). El tipo de remolque más común, el bastidor C, está disponible en una gran cantidad de tamaños para alojar uno o dos juegos de horquillas, así como europalets, semipalets, europalets dobles y palets industriales. Además sus horquillas móviles hacen que la tarea de cargar los contenedores de mercancías sea aún más fácil para el operario. Una importante ventaja del Linde Logistic Train es su diseño plano, que permite incluso el transporte de cargas que superen los límites del armazón. El tren se puede dirigir tanto de modo mecánico como eléctrico mediante tracción a las cuatro ruedas, y de modo mecánico mediante tracción a dos ruedas. También es posible equipar los remolques con dos ruedas giratorias y dos ruedas fijas. Los remolques que no disponen de un sistema de elevación suelen estar equipados con un bloqueo eléctrico de plataformas rodantes.

Unos husillos eléctricos de elevación sin mantenimiento asumen la tarea de elevar los vagones desde el suelo, con una capacidad de carga máxima de 2.000 kilogramos. Para soltar las plataformas rodantes, el operario debe bajarlos antes, bien pisando un pedal situado directamente sobre la base del remolque, o desde delante, mediante la unidad de control del tractor. Cuando las plataformas rodantes están sueltas, la función de desplazamiento se bloquea automáticamente por razones de seguridad. Un acoplamiento sin juego de los remolques garantiza que el tren logístico siga exactamente el trayecto marcado. Un reducido radio de giro permite que el tren pueda virar con total seguridad en vías laterales de 2,3 metros de anchura. El controlador de CAN bus, así como el empleo de componentes de alta calidad fabricados en serie garantizan un fácil mantenimiento.

Linde Factory Train: máxima flexibilidad… también para exteriores
El segundo sistema de tren logístico, el Linde Factory Train, dispone de un diseño compuesto por módulos básicos estandarizados. El tren se compone, en total, de un módulo anterior, de uno o más módulos principales y de un módulo posterior. Con este sistema es posible unir entre sí, sin juego, varios modelos de sistemas de transporte de mercancías, tales como los remolques C, E, QS y puente. Ya que los contenedores pueden sustituirse en todo momento, el operario mantiene una flexibilidad total ante posibles cambios. Las funciones eléctricas del módulo, tales como las de dirección, elevación y descenso, se efectúan mediante un controlador de CAN bus. A diferencia del Linde Logistic Train, el Factory Train también es adecuado para el transporte de materiales en superficies irregulares entre naves de producción, en exteriores. Esto es posible gracias a la gran distancia hasta el suelo que ofrecen los módulos, equipados con ruedas superelásticas de un diámetro de 250 o 306 milímetros. Teniendo esto en cuenta, en este sistema de tren de remolques se ha hecho especial hincapié en la protección para exterior opcional y en la ergonomía de su manejo. El operario puede abrir la capota automática de la cabina de protección con una sola mano, sin tener que agacharse.

Los contenedores de mercancías se elevan mediante un accionamiento de elevación eléctrico con ajuste continuo controlado desde el módulo mediante un botón de control de elevación. Durante el proceso de elevación, todas las funciones pueden controlarse desde el panel de control del remolque, si fuese necesario. Para garantizar la seguridad durante el manejo, el tren dispone de una función de bloqueo automático del tractor durante el descenso de los contenedores de mercancías. También se aplica una reducción de la velocidad en curvas. Esta reducción de la velocidad en las curvas se mantiene activa hasta que el eje del último módulo vuelva a desplazarse en sentido rectilíneo. Para simplificar los virajes y mantener el radio de giro necesario al mínimo, el ángulo de dirección entre dos contenedores de mercancías puede aumentarse hasta los 120 grados. Además de la opción de desplazamiento lateral limitado en marcha atrás, otra de sus características principales es la dirección opcional a las cuatro ruedas. Empleando esta función es posible conducir el tren entero sobre una pendiente lateral.

Para determinar cuál de los trenes de Linde emplear, deben tenerse en cuenta criterios tales como el estado, la anchura y la inclinación de la vía de circulación, el tipo de área de almacenamiento (por ejemplo, almacenamiento en frío, aséptico o de alimentos), así como las dimensiones, el peso, la fragilidad de la carga y el embalaje. Por último, el itinerario y la configuración de otras operaciones de logística dentro de la compañía juegan un importante papel a la hora de determinar qué solución se adapta mejor a las necesidades.