Vídeo recomendado

Merck Millipore LabWater

Merck Millipore LabWater
Ampliar
Mayo / Junio 2017
Últimos nombramientos
23/07/2014 / Alejandro Gesteirax / 528 visitas

Rockwell Automation ofrece una guía sobre el nuevo estándar global para dispositivos de enclavamiento asociados a resguardo

Resulta fácil considerar que un nuevo estándar de seguridad en las máquinas es una carga, especialmente cuando actualiza una versión anterior. Pero la introducción de (EN) ISO 14119 ofrece aclaraciones fundamentales ya que reconoce la nueva tecnología y valida las directrices de aplicación. Es primordial que la adopción del nuevo estándar ayude a fabricantes, fabricantes de máquinas e integradores a cumplir sus obligaciones para la protección de los operarios, así como para evitar tiempos de parada y pérdidas de producción.

El nuevo estándar (EN) ISO 14119 “Dispositivos de enclavamiento asociados a resguardos – Principios para el diseño y la selección” fue aprobado en agosto de 2013, y tras un período de solapamiento de 18 meses sustituirá a EN 1088 / ISO 14119:1998. Ahora ha llegado el momento de conocer bien el nuevo estándar ya que, si bien las instalaciones existentes no se ven afectadas, hay que dar una serie de pasos relativos a las pruebas en curso, el mantenimiento y la sustitución de componentes. Quienes trabajen en el diseño de nuevas máquinas han de tomar nota ahora para mayor claridad y una fácil selección de productos.

Si bien puede parecer obvio, existía la necesidad de aclarar toda confusión acerca de la distancia mínima de seguridad requerida entre una fuente de peligro y una puerta de guarda. Éste es solo uno de los aspectos que deja claros en mayor medida el nuevo estándar.

Cuando se utilizan múltiples dispositivos con contactos libres de potencial conectados en serie en sistemas de protección, los contactos electromecánicos pueden provocar la reconexión involuntaria a partir de una condición de fallo, la denominada ocultación de fallo. Más adelante habrá disponible un detallado Informe Técnico de ISO sobre esta cuestión. Mientras tanto, el estándar ofrece directrices acerca de consideraciones sobre la cobertura de diagnóstico (Diagnostic Coverage, DC) y el consiguiente Nivel de Rendimiento (Performance Level, PL) o Nivel de Integridad de Señal (Safety Integrity Level, SIL) al calcular estos parámetros para (EN) ISO 13849 o IEC 62061.

El Informe Técnico de ISO es muy esperado ya que podría inducir cambios positivos en algunos sistemas. Cuando los contactos electromecánicos están conectados en serie se considera que se pueden conseguir un 60% de DC y PLd, pero no PLe. Si se cumplen la limitación para PLe y las previsiones para determinar DC, entonces se podría considerar que algunos sistemas que han logrado un 60% de DC y PLd ahora estarían en condiciones de lograr cero % y PLc. Si bien habremos de esperar y ver, es importante seguir la llegada del Informe Técnico pues está claro que exigirá efectuar cambios, si bien únicamente para dispositivos de enclavamiento con contactos sencillos libres de potencial conectados en serie. Los dispositivos de enclavamiento con capacidad de monitorización automática integrada (y en ejemplos como los interruptores sin contacto RFID SensaGuard) no se ven afectados, ya que incluso cuando están conectados en serie son capaces de lograr PLe.

Es importante evitar la pérdida de la función de seguridad por un solo fallo mecánico. El estándar aclara las limitaciones que conducen a un máximo de PLd cuando existe un solo punto de fallo debido a la dependencia por parte de los dispositivos de enclavamiento sobre el uso de la exclusión de fallo. Al utilizar un doble canal, la tecnología de enclavamiento sin contacto, tal como ejemplifican SensaGuard y TLSZ-GD2 de Rockwell Automation, se puede lograr el rendimiento PLe y la instalación no está sometida a las consideraciones de exclusión de fallo señaladas.

Cuando se emplean dispositivos de enclavamiento utilizados con poca frecuencia en puertas de guarda y los fallos solo se detectan durante la apertura y el cierre ad hoc, queda clara la frecuencia de pruebas funcionales, que se establece como mínimo en una vez al mes para PLe y como mínimo cada 12 meses para PLd. El estándar también describe las medidas específicas a tomar para que los dispositivos de enclavamiento no se vean superados, incluyendo el uso de dispositivos de codificación de alto nivel como los interruptores sin contacto SensaGuard.

A menudo se considera que los dispositivos de enclavamiento son una herramienta de seguridad para un único fin. De hecho también pueden tener capacidad de monitorización de la posición así como de bloqueo de la puerta de guarda, y cada una de ellas requiere una PL diferente. El nuevo estándar nos anima a explorar estas posibilidades. También identifica las técnicas de bloqueo biestables (Bloqueo y Desbloqueo por Tensión) y el bloqueo electromagnético. Debido a que la falta de alimentación podría provocar el desbloqueo del resguardo, el nuevo estándar estipula que han de emplearse niveles de seguridad equivalentes a los principios de bloqueo por tensión o biestable, y que podría suprimir el uso del Bloqueo por Tensión en ciertas instalaciones.
Cuando el dispositivo de enclavamiento tiene capacidad de desbloqueo, ahora pasa a ser primordial que cuando se proporciona desbloqueo Auxiliar se exige el uso de una herramienta y para la puesta a cero es necesario utilizar una herramienta o sistema de control apropiado. El desbloqueo de escapa desde dentro del resguardo debe ser posible sin herramientas al tratarse de un desbloqueo de emergencia, mientras que la puesta a cero exige el uso de una herramienta o una medida apropiada del sistema de control. Ahora existe un Test de Fuerza de Sujeción de Bloqueo con un coeficiente de seguridad del 130% junto con una directriz de Fuerza Máxima de Puerta de Guarda sobre la máxima fuerza estática que puede ejercer una persona en una puerta de guarda, ofreciendo así una mayor claridad para la selección de productos.
En resumen, el nuevo estándar proporciona algunos consejos muy prácticos además de aclarar algunos aspectos que anteriormente eran ambiguos. El punto central de esta normativa es, desde luego, la seguridad de las personas, y junto ésta consideraciones muy reales de tipo comercial como evitar tiempos de parada, pérdidas de producción y riesgo para la reputación. La adopción de los principios que consagra el estándar se ve facilitada por su reconocimiento de la tecnología actual así como por contemplar la incorporación de la seguridad en los entornos operativos, como práctica más recomendada para todos quienes participan en la comunidad de la producción segura.
Se puede descargar un documento de referencia sobre (EN) ISO 14119 en este enlace:
http://www.marketing.rockwellautomation.com/safety/en/whitepapers